Alrededor de 1.300 daimieleños participaron en el besamanos de Nuestro Padre Jesús Nazareno, uno de los actos más concurridos de la Cuaresma en Daimiel, a pesar del mal tiempo

La hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno bajó este sábado la imagen de su titular desde su hornacina hasta el presbiterio de la iglesia de La Paz para dejarla expuesta en solemne besamanos. Alrededor de 1.300 daimieleños participaron de este acto, a pesar del mal tiempo del sábado.

“La devoción por Jesús es muy grande en Daimiel”, apuntó el presidente de la hermandad, Vicente Astillero, algo que se pudo comprobar durante toda la tarde, donde muchos no pudieron contener las lágrimas al contemplar la imagen de cerca.